No tienes por qué sufrir mujer.
No pienses que esta celda tiene las dimensiones de los zulos
donde nosotros hemos tenido a nuestros secuestrados.

viernes 4 de julio de 1997 "ABC" Martinmorales